Sus detractores reconocen a Guaidó como Presidente con investigación por el Esequibo –

Sus detractores reconocen a Guaidó como Presidente con investigación por el Esequibo –

Screenshot 1

Sus detractores reconocen  a Guaidó como Presidente con  investigación por el Esequibo –

“Imposible”, dice el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es lo que no puede ser, o suceder, o que no se puede ejecutar. Y en tal sentido, “delito imposible”, en principio, es el delito que no puede ejecutarse.

Más que delito imposible, las cortes y los tratadistas hablan  de la atipicidad de la conducta cuando  la acción desplegada por el autor, jamás podría haber desembocado en la realización de la figura típica.

A Juan Guaidó, funcionarios del gobierno de Maduro, le han hecho la imputación pública, “de estar negociando el Esequibo”. Imagine por un momento que alguien se para en la plaza Bolívar de su ciudad, y le ponga sobre la estatua del Libertador, un letrero que diga “se vende”. Obviamente no teniendo –  conforme a los principios generales y  máximas del derecho-  cualidad jurídica para producir el efecto, nadie va a tomar en serio su oferta,  por lo que no hay forma de alcanzar la materialización de su propuesta.

Los mismos que apuntan a Guaidó de estar, supuestamente, negociando la zona en reclamación, son los mismos que dicen que no tiene  las competencias jurídicas del ejecutivo nacional.

La Constitución en su  artículo 236, establece las atribuciones y  obligaciones del Presidente y en su ordinal 4° se establece: “Dirigir las relaciones exteriores de la República y celebrar y ratificar los tratados, convenios o acuerdos internacionales”  En el in fine de la norma se señala: “Los actos del Presidente… serán refrendados para su validez por el Vicepresidente  y el Ministro o Ministros     respectivos”. Guaidó no tiene ni ministros ni vicepresidente.

Si Guaidó, para los denunciantes  no es Presidente, es como el hombre a quien acusan de vender la Luna y lo convierten en propietario de lo imposible, para acusarlo de fraude.

Los que acusan a Guaidó, lo están reconociendo como Presidente.