¿Qué hacer si fallan los cuatro motores en tu vida?

¿Qué hacer si fallan los cuatro motores en tu vida?

1024px 747 ba9

El pensador estadounidense John Charles Salack define el fracaso temprano al decir: “El fracaso es de dos tipos: un tipo que proviene de pensar sin acción y un tipo que proviene de la acción sin pensar”.


Arianna Huffington fue rechazada por 36 editores. Es difícil creer que uno de los nombres más importantes de las publicaciones online algunas vez fue rechazada por tres decenas de editores. El segundo libro de Huffington, el cual trató de publicar antes de crear el imperio de Huffington Post, fue rechazado 36 veces antes de que lo publicaran.

Un calcetín sucio se vuelve momentáneamente inútil para su función principal, hasta que se lava. El insistir, es convertir lo que parece no tener utilidad en lo contrario. Nadie con sano juicio, deja para siempre la ropa maloliente en el cesto.

George Steinbrenner llevó a la quiebra a su equipo. 

Antes de que Steinbrenner fuera reconocido por ser dueño de los Yankees de Nueva York, era dueño de un pequeño equipo de basquetbol llamado Cleveland Pipers en 1960. En 1962, como resultado de las decisiones de Steinbrenner, toda la franquicia se fue a la quiebra. La historia de fracaso parecía seguir a Steinbrenner cuando se hizo cargo de los Yankees en los 70’s mientras que el equipo luchó con una serie de obstáculos y pérdidas en los 80’s y 90’s

El capitán de un avión que lanza un aviso de “Mayday” , una señal de socorro, derivada del francés m’aider, no puede a 10 mil metros de altura, dejar de intentar todo lo que sea necesario, por alcanzar el éxito. !No tiene segunda oportunidad!

Los aviones que tienen cuatro motores, lucen darle cuatro oportunidades a seguir con vida, sabiendo que cada uno de ellos está capacitado, para mantener el fuselaje en el aire.

Las aeronaves con cuatro motores son:

  • Airbus A340.
  • Airbus A380.
  • Antonov An-124.
  • Avro 698 Vulcan.
  • Avro Canada C102 Jetliner.

El 24 de Junio de 1982, en los cielos del Oceano Indico un Boeing 747-236B con matricula G-BDXH bautizado como el City of Edinburgh estaba cubriendo el vuelo 009 procedente del aeropuerto internacional de Heathrow, en Londres, a las 13:42 UTC (20:42 hora local de Yakarta), el motor número cuatro sufrió una pérdida de compresor y poco después dejó de funcionar. Inmediatamente, la tripulación llevó a cabo el procedimiento estándar tras el apagado de un motor, cortando rápidamente el flujo de combustible y activando los extintores. Menos de un minuto más tarde, a las 13:43 UTC (20:43 hora local de Yakarta), el motor número dos también sufrió una pérdida de compresor y se apagó. En pocos segundos, y de manera casi simultánea, los motores uno y tres también se detuvieron, provocando que el ingeniero de vuelo exclamara: “No me lo puedo creer – ¡todos los motores han fallado!”.

Los pilotos dicen que “cuando estas en una emergencia; pide un café”. La frase no es un llamado a la irresponsabilidad, por el contrario es una convocatoria a la necesaria calma, para poder actuar con racionalidad ante lo catastrófico.

Damas y caballeros, les habla el capitán, tenemos un problema, se detuvieron los cuatro motores, estamos haciendo todo lo endemoniadamente posible para que arranquen de nuevo, solo espero que esto no los inquiete demasiado”.

Grandesaccidentesaereos.blogspot.com

Los pilotos intentaban reiniciar los motores una y otra vez hasta que por fin el motor 4 volvió a la vida, luego regresó el numero 3 y al final los motores 1 y 2, ya para entonces se habia dejado de ver la estatica en el parabrisas pero al ascender para evitar las montañas regresó el efecto, y el motor 2 volvió a presentar problemas, asi que fue apagado.  Al acercarse al aeropuerto hubo otro problema, por alguna razon el parabrisas estaba opaco, como si lo hubiesen lijado, y solo se veia por un lado y a duras penas, asi que Moody estaria aterrizando al imenso 747 casi a ciegas, confiando en Greaves que si podia ver un poco por ese resquicio, mientras Townley-Freeman anunciaba la altura que le faltaba. !Finalmente aterrizaron todos vivos!

Ninguna en la cabina renunció a intentarlo. Nunca dejaron que la tragedia en marcha los sobrepasara. Todos usando sus capacidades, experiencia y autocontrol lograron posar, un avión al que le habian fallado los cuatros motores, en una pista con todos los pasajeros a salvo.

Alguien con gran certeza ha dicho que “el  fracaso no es la alternativa al éxito. Es algo que debe evadirse, pero es solo un pequeño obstáculo en un camino muy largo. Todos se enfrentan al fracaso de una forma u otra. Lo que realmente importa es cómo reaccionas y aprendes de este”.

Nosotros insistimos en decir: “adelante, adelante por encima de todo obstáculo o piedra en el camino, sigue adelante.¿Qué hacer si fallan los cuatro motores en tu vida? Igual que El capitan Moody y su equipo de cabina, no dejes de intentarlo, imagínate que te juegas la vida.